sábado, 6 de abril de 2013

Compra venta de esclavos





Siempre pensé que el tema de los esclavos estaba relacionado con las posesiones en ultramar, tanto en el norte como en el sur, pero nunca hubiera imaginado que en la España Católica Apostólica y Romana, también existiera un mercado de esclavos, y que las transacciones de estos se realizaran a la luz del día, y nunca mejor dicho con luz y taquígrafos, reflejándose en documentos notariales.

El primer caso que me apareció y guardé, es del año 1635, un mercader de la villa de Castellón Petrus Boltor, y  un tal Petrus Veciano, aquí va un latinajo propio de la época, de profesión "navelerus", el propio notario se da cuenta de la aberración que ha escrito, y corrige en valenciano "patró de nau" (patrón de nave), oriundo de la ciudad de Mallorca.
El primero encarga al segundo la compra de un esclavo, o esclava negra, o "esclau que sia Alarb, y de color de codony cuyt", lo de Alarb no lo tengo muy claro, pero parece que especifica que sea árabe, y matiza que el color sea como de los membrillos asados. También le interesa si es por el mismo precio, que sea una pareja de esclavo y esclava.
Es interesante el documento, por que quedan de acuerdo que si Dios quiere, que por motivo de una tormenta, ataque o cualquier cosa que ocurra a la nave, el comprador se obliga a satisfacer la deuda, reciba o no la mercancía.

Este documento como hemos dicho es del 1635, rebuscando por los libros de Google, cual es mi sorpresa, que también aparece un Armelles, en un documento de compraventa de esclavos, pero 240 años antes, como fiador del comprador.

1395, abril 8. A.P.P.V., nº 18292, Jaume de Sant Vicent.
Pere Llorens, converso, hostalero, capdeguaita real en la isla de Ibiza, vende a Vicent d’Oriola, ciudadano de Valencia, la esclava tártara Caterina, de 16 ó 17 años, por 39 libras. Fianzas y principales obligados, Joan Gomela, carpintero, y Pere d’Armelles, maestro albañil, ambos de Valencia.
El hecho de ser un converso el vendedor, puede significar que era árabe o era judío.

Por lo que posteriormente he leído, era un negocio rentable. Pero lo que me dejo un poco transpuesto, es la aparición en un libro de bautismos, del bautizo del hijo de una esclava, con su padrino y madrina correspondiente.
Un 30 de Diciembre sobre el 1550,  se bautizó al hijo de la esclava de Voubau el boticario.
Pero lo triste para los Reinos y Condados de esta España Católica es la vista gorda que se hacia, incluida la Iglesia de Roma, que creo que a la raza negra no la considero humanos hasta muy avanzada la edad moderna y aún así, estaban considerados como menores de edad.

Esto es el bautismo  del hijo de un cautivo del Gobernador de Castellón en 1586.


 En el libro III de bautismos de Santa María de Castellón aparece otro esclavo de Bertomeu Giner, bautizado en 1587, el padrino es un noble Pere de Reus.


En el libro II de bautismos nos encontramos con otro bautizo, fechado el 2 de Agosto de 1566. En este caso es de Frances, hijo de Catalina cautiva de Cucala, es interesante la alcurnia de los padrinos, al no tener apellido no se encuentra en los índices.


En el libro III de bautismos el 26 de Octubre de 1588, bautizan a Geroni , hijo de la esclava de la viuda na Masana.


En el mismo libro, páginas después, se bautiza a otra cautiva de la misma señora:


En este mismo libro, en apunte del año 1591, aparece una nueva definición, criada de..



Si os interesa el tema, este es un gran trabajo
www.tdx.cat/bitstream/10803/9996/1/marzal.pdf

viernes, 5 de abril de 2013

Una historia


Rebuscando protocolos notariales del S. XVII, encontré a un antepasado mío que ejerció de notario a caballo entre las poblaciones de Ares del Maestre y Castellón de la Plana, llamado Cristóbal Armelles, desgraciadamente para mi árbol solo se conservan tres libros de este ancestro. Cabe destacar de él, las letras capitales con la que adorna sus protocolos.

Era hijo del notario Miguel Armelles de Ares del Maestre y hermano de otros dos, uno de ellos, Vicente Buenaventura ejerció en Castellón y el otro, posiblemente sacerdote, Francisco Armelles, era notario apostólico en Sevilla. En 1645 se caso en Castellón con Esperanza Gumbau viuda de Miguel Cardona.

Hasta aquí  mis investigaciones eran de lo más normal y a veces aburridas, ya que el porcentaje de encontrar a alguien en un protocolo es mínimo, y muchas veces te desesperas al pasar los días sin encontrar nada y había dado por finalizado el estudio de estos personajes por no encontrar mas datos.

Una noche rebuscando por Google, encontré un trabajo sobre bandoleros de esa época, y mira la casualidad se hacia una pequeña referencia a mi notario Cristóforo  Armelles. Según este trabajo había muerto asesinado en Castellón, cuando regresaba a su casa una noche que había pasado de picos pardos.

Esto me devolvió la curiosidad y el interés que había perdido, esos días estaba mirando los libros de un notario y en más de mil protocolos solo encontré uno que me interesara. Esa noche me costó dormirme, estuve pensando y dándole vueltas como podía haber ocurrido este suceso y si habría documentación que reflejara los hechos.

Por la mañana temprano, el menda ya estaba en la puerta esperando que abrieran el archivo. La única información que tenía era el año del suceso, así que mis serviciales archiveros –llevo un año metido en archivo, no se como me aguantan- empezaron a darme sus consejos, con la guía del archivo en la mano buscar: Corte del Justicia año 1657, un contenedor lleno de legajos, por suerte muy bien conservados y repasa uno a uno buscando al personaje en cuestión, dos horas han transcurrido y nada de nada, aquí no hay nada. Siguiente paso: Procesos de la Corte de Justicia  mismo año, aquí el montón es más pequeño, ya lo miras con desilusión, piensas - no voy a encontrar nada, ha sido todo un sueño- cojo el primer cuadernillo y aparece mi Cristóbal, casi doy un salto de alegría,  empiezo a descifrar la escritura y a leer el documento y desilusión no es lo que busco es un pleito que tiene con un tal Joseph Ferrandis, los cuadernillos van pasando y quedan solo dos  - tampoco lo voy a encontrar pienso, que lástima -  pero el último es el que buscaba, ahí está el acta del magistrado preguntando a los testigos que es lo que vieron.

La semana siguiente volví a repasar los protocolos de mi ancestro, pero esta vez no era bajo el punto de vista genealógico, simplemente curiosidad, los años existentes son los de 1644, 1646  y 1647, diez años antes de la fecha del luctuoso suceso. Mi interés estribaba en fechas y su secuencia, pues el susodicho alternaba su trabajo con dos poblaciones a 60 Km. una de otra.

Situándonos históricamente  reinaba en España Felipe IV, es la época de Mazarino y Cromwell en Europa.

Entonces por imaginar pensé en lo intrincado de las rutas que utilizaba en sus viajes, me imagino que en esa época España no era un país donde abundaran las carreteras, por esa zona hasta Cabanes tendría aún restos de la Vía Augusta, pero de aquí hasta Ares no sé lo que habría, hace 50 años era una pista sin asfaltar.

 El maestrazgo en esa época era el filón maderero de la construcción naval y habría algún medio y caminos para transportar con carretas la madera a las atarazanas donde se construían los barcos, que se necesitaban para nuestra aventura americana y se exportaba lana al mercado italiano.

Los escasos viajeros del lugar lo harían a pie, los más pudientes en carruajes o a caballo. A pie,  por experiencia propia, calculo que avanzarían  entre 20 y 30 kilómetros diarios, a caballo, o en mulo andarían un poco más.

Hay que tener en cuenta que el bandolerismo era un constante peligro y la estancia en las posadas supondría, muchas veces, una peligrosa aventura.

Analizando los protocolos fechados en Ares y los realizados en Castellón hay tres o cuatro días de diferencia, por lo que pienso que tardaría dos días en recorrer  la distancia de Ares a Castellón.

En esa época no había relojes, no median el tiempo como nosotros, este estaba marcado por el sol, por los ritmos agrarios o la climatología. En el ámbito rural los días estaban identificados por el nombre del santo o de la fiesta, no por una cifra, teniendo en cuenta que muy poca gente sabía leer o escribir, la vida cotidiana dependería de la meteorología.

El calendario comenzaba en su ciclo invernal con la etapa de preparación y purificación que suponía el Adviento el cómputo religioso marcaría las épocas del año: la Natividad, la Epifanía, el Adviento, el carnaval, la cuaresma, serian los siguientes ciclos.

La semana era el periodo cronológico básico, considerando que el domingo era de obligado descanso y teniendo en cuenta la cantidad de clérigos existentes, sería imposible saltárselos, además se preocuparían especialmente en dotar a las clases populares de la suficiente mercancía religiosa con la que cambiar sus hábitos de conducta.

El día tenía un ritmo propio. Se levantaría uno al alba y al anochecer era el momento de irse a dormir, alumbrándose con lámparas de aceite y el fuego de los hogares.

Siendo una zona agrícola y ganadera, en los meses de junio y julio, se concentraría la máxima actividad laboral, ya que había que recoger las frutas, segar, trillar o trasladar los rebaños a los pastos veraniegos, hasta llegar el mes de agosto, que ayer como hoy se caracteriza por la concentración de fiestas locales que servirían de antesala a otra nueva etapa de preparación y purificación, de hecho la festividad de la Virgen de Agosto (15), era fecha de pago, de deudas y censos.

 
Me imagino a mi Cristóbal en Ares escribiendo el testamento del vecino enfermo, a pie de su cama, a la luz de las lámparas de aceite una noche fría del mes de Enero. Al día siguiente a medio día el correo ha podido pasar el puerto nevado de Ares y le entrega una discreta misiva, una hojita de papel doblado, cerrado con lacre, su nombre y la marca del destinatario. Solamente ve la misiva ya sabe quién se la ha enviado. Hace tiempo que lleva los asuntos de Doña…, en Castellón. Comenta a los conocidos curiosos de Ares, que mañana tiene que bajar a Castellón a realizar unos asuntos urgentes.



Se levanta al alba, hace mucho frío es 27 de Enero de 1657, si no nieva mucho piensa que parará como siempre a dormir en Vall d’Alba. Mientras baja hacia la Montalvana, se escuchan a los lejos los gritos de los carreteros, que han hecho noche en la hostería de la Segarra, al arrear sus mulas, preparándose para subir las cuestas de Ares.

jueves, 4 de abril de 2013

Profesiones antiguas

Cuando empecé a leer los protocolos notariales del AHM de Castellón, estuve algún tiempo que pensaba que era imposible su lectura por que no entendía nada de nada, todos los protocolos hasta después de la guerra de sucesión en 1707, cuando se publicaron los Decretos de Nueva Planta, estaban escritos en latín, eso quiere decir que los entendían quienes lo entendían, es decir muy pocas personas. Los notarios que escribían en latín, lógicamente cuando había algo nuevo, no existía la palabra latina apropiada, algunos su latín era bastante pobre. El mío ya lo era por olvido, ya que recuerdo que allá cuando estudiaba el 3º y 4º curso de bachillerato, mi profesor el agustino P. Pedro Sandoval, un día me dijo que parecía una rana declinando, y eso me picó y al final me gustó el latín.
Bueno, pues me compré un diccionario, por que el que tenía, vete a saber donde quedó, y armado de paciencia empecé a comprender el sistema notarial, prácticamente todos los notarios utilizaban una plantilla, y escribían lo mismo.
Lo que me llamó la atención es que cuando ponían el nombre, y apellido de la persona, o personas que reflejaban un acto notarial, ponían también su profesión, y claro aquí el latín  se quedo cuando se quedo, y los notarios ponían el latinajo que se les ocurría.
También en la colección hay algunos protocolos escritos en valenciano.

Para ejemplo una muestra:
Carbonerig, Medecina doctor, Medecine doctor, Medecins doctor, Tenderius, Boterig, Botiguerius, Spardenyerig, Spardenyerins, Esparterius, Sombrererius, Marinerius, Cabanerius, Arraterius, Passamanerius, Ostalerius, Cutor, Escultor, Calafatus, Aromatarig, Nobilis, Gubernatoris, Oftalerig, Agarerig, Agarerius, Mercatori, , Mercator, Venditor, Laborator, Juris Doctor, Chirurgus, Presbiter, Clericus, Operarig, Prior conventig et monastery, Ragolerig, Raiolerig, Raiolerins, Afaunator, Gerenty, Faber ferrarius, Faber lignarig, Ferrator, Fererius, Algeprerius, Blanquerius, Molinerig, Molinering, Molidinarius, Agricultor, Agricola, Sartor, Miles, Tutor y curatori, Procurator, Albardering, Albarderius, Aguator, Domicella, Notario, Notarius, Negociator, Literaru  profesor, Preceptor gramatice, Parmorum parator, Porterius, Alguazirius, Serenius, Veterinarius, Laterarius, Funicularius, Corderius, Ayguardenter, Solearius, Abbatissa, Tintorerius, Textor lini, Demontori, Piscator, Carbonering, Carnicerius, Alguazirius, Pictor, Boterius, Caldererius, Calsaterius, Lapisida, Estudens, Lanius, Preceptor puerorum, Paniparator etc.. muchas de ellas, amparándose en la ignorancia de sus clientes, son llanamente latinajos.
 

miércoles, 3 de abril de 2013

1708 lista de vecinos de Castellón

Esto es una lista de vecinos que está realizada por los Regidores de la villa de Castellón.
Se puede consultar en el AHM de Castellón.

 

Peyta de 1588






El  "Llibre de values de la peyta de la vila de Castelló de la Plana", es un libro en donde se reflejan por parroquias de Castellón, que en 1588 eran: Santa María, S. Nicolau, S. Pere, S. Agostí, y Stº. Tomás, a todos los ciudadanos que debían pagar el impuesto de la peyta. El Ayuntamiento cada cierto tiempo realizaba un padrón de las propiedades sujetas a este impuesto.
Las medidas son la "fanegada", normalmente en esa época las tierras se median por jornales, el jornal era la tierra que podía arar un hombre con dos animales en un día, equivalía a 6,75 fanegadas.
El dinero, era la libra valenciana, que tiene 20 sueldos y este a su vez 12 dineros.
Lo original de este libro son, los dibujos que tiene, las letras capitales, y la caligrafía que lo hace singular, dado lo árido y sobrio que son los libros de cuentas.
Este libro está en el AHM de Castellón.
 

 

PRIVILEGIO REAL



Esta acta notarial hace fe del privilegio dado por Jaime I, para trasladar Castellón de la montaña de la actual Magdalena, al lugar que ocupa ahora. Es un acta del año 1251.







Hubo un notario en la historia de Castellón Josep Lorens de Clavell, que allá por los años 1727, viendo el estado del documento, lo transcribió, por que pensó que era una cosa digna para guardarse.







Algunas personas me han pedido la transcripción, de la copia del original de este documento realizada por el notario Llorens de Clavell.

(Sic) Privilegi del Rey Don Jaume el conquistador per a trasladar la vila de Castello de la montaña, al puesto en la que ahora es trova - otorgat en lo any 1251- que a la letra es com se seguix =
Noverint universi quod nos Jacobus Deii gracia Rex Aragonum, Mayoricanum el Valentia, Comes Barcinona et Argelis, et Dominus montis persolami, per Nos et nostros, damus licentiam et integram potestatem vobis dilecto nostro Domino Ximeno Perez de Arenos Thenenti locum nostrum mi Regno Valentia quod possitis mutare villa Castalonis de Borriana in quo cunque loco videbitur vobis infra terminum ipsius castri Castalonis; concedentes quod omnes populatores, qui indicta villa sabita verint sabeant ipsi, et eonum successores in perpetuum francos et liberos sine omni censu, tributo, usatico, servitio, et quelibet alia exactione quam vobis et vestris velalicui persona propsis domibus et sortis numquam facere teneantur; datis sciler de sexto idus septembris anno domini mil doscents cinquanta y u =
Sig----num Jacobi Dei Gratia Regis Aragonum, Mayoricarum et Valentia comiti Barcinona et Argeli, et Domini Montis Persolani =
                                          Testes sunt Carrotius de Aquilone Moncada, Timor Rocabertino.
Sig----num mei Guillerm de Rocbo qui de mandato domini Regis fecit loco die et anno praefixis.

Este documento se encuentra en el AHM de Castellón