Curiosidades que se encuentran en los Archivos


 
Cuando uno se acostumbra a buscar a través de buscadores, la cosa parece fácil, pero cuando se sienta en la mesa de un archivo, y no sabe por donde empezar la cosa se complica, sobre todo cuando se carece de guías, y aún cuando estas están,  no sabemos por donde empezar o no encontramos lo que queremos buscar.
 
Entonces uno se arma de paciencia, observa la estantería y dice, a por el primero y adelante, por ahí se empieza, y hoja a hoja se van pasando una a una todas las páginas del primer libro, del segundo y las de todos los demás.
Los notarios lógicamente de cualquier época, tenían su método para buscar los protocolos de sus clientes, lo normal era tener un baldufario, o registro notarial, que normalmente es otro libro, donde por fechas, se pone el índice de los protocolos realizados durante el año. Este libro que normalmente no consta, o esta camuflado entre otros, no es la primera vez que después de mirar todos los de un notario, el último que cojo era este famoso índice, que me hubiera evitado ojear todos sus libros. El ojear todos los libros tiene la ventaja de que se encuentran cosas curiosas en ellos, que si uno va al grano, no las habría encontrado.
 
Letra capital "C"
Una partitura para flauta ?
 
Que panzada se dieron los gusanitos, aún quedan restos
Una receta para hacer tinta para escribir
Un poco de estiércol parece, ya sequísimo claro
Un indeseable del cútter

Partitura musical de 1590

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario